martes, 9 de febrero de 2010

ESTARÁS EN CELENDIN

Los sentimientos se desploman
el malo brama
los testigos están listos a mentir
estoy sola
todo se repite como manecillas de un reloj
en círculo eterno de danza de conspiración.

Hago juego en escena
nadie sospecha
que por las noches
vacío el aliento frente al espejo extrañandote
a ti que de la nada situabas luces
aquellos días en que tu voz
mirada y poesía sólo eran mías.

Fué una noche que huiste cabalgando en fuego
estáras en celendín junto a tu madre
con los ojos empañados tejiendo largos sombreros de paja
para que cuando pase por tu lado escondas el rostro.

Como halcón te reconoceré
aprendí afinar cada sentido para sobrevivir
ahora mis instintos son de animal depredador
mis ojos distinguen la luz y la podredumbre
sé de tu perfume
tienes el aroma de las flores que me regalabas en las tardes de invierno.

Te espero con vino
en el umbral de mi sepultura
si llegas de nuevo bailaremos Zorba el Griego
el Che se dispone a la izquierda
Kafka es siempre del Perú, país del absurdo
de fondo la guitarra de Santana
la habitación está repleta
de nuevo háblame al oído:
-Vamos a calcinar praderas-

!Contigo mi alma canta extrañas canciones de guerra!



Casa Vieja - Zoila Capristán

poema en voz de la autora





Casa Vieja - Zoila Capristán

poema en voz de la autora

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Fue una velada
atractiva, primer libro de la editorial que dirige Richard Varela. Comenzamos un poquito tarde.
Miguel, Richard, hablaron del libro. Juan también hizo su aporte.
Y me invitaron para decir unas palabras. Pero siempre he tenido pánico, horror. Así que tuve que llevar mis apuntes. Y como no estuve programado, tome el lugar de Richard, por eso estoy con otro nombrecito...

“A Zoila la conozco hace algunos años, participábamos en un foro de internet. Un foro cerrado donde se escribían y comentaban poemas, cuentos. Fuimos un grupo significativo de integrantes, entre 20 y 30 que con frecuencia publicaban y unos 50 que se dedicaban a comentar, sugerir. Participábamos de varios países; México, Argentina, Uruguay, Chile. Y de aquí, de Perú, recuerdo a dos chicos de Huancayo y uno de Arequipa. Era un mundo paralelo, anónimo, distante de de la real movida cultural. Ya no sabemos de ellos, sólo nos queda una novela que escribimos entre siete. El grupo fue cerrado.
Y nos hicimos amigos, porque no sólo nos hermana la poesía y el gusto por algunos poetas. También me hermana su visión retorcida y perversa del hombre. Me fascina esa obsesión por las imágenes brutales un tanto oníricas. Nos hermana el terror y el espanto a temas que hallaran en el libro. Excepto esa delirante honestidad para enfrentar a la “madre purísima” que representa a la tiranía. Zoila cree que la madre es muy humana y por lo tanto es una pieza más en este engranaje de miseria, dolor y soledad.
Zoila Capristán es una poeta outsider que ha escrito un libro autista y silencioso. Es un recorrido a esas zonas oscuras y sucias del hombre. Es un intento conmovedor de la búsqueda de esa inocencia perdida, es la crónica del desarraigo y la desolación:
“La montaña crece para dejarme pequeña”
Estamos ante un libro testimonial y reflexivo. Hay poemas geniales con una fuerza imperdonable y se puede percibir en el poema más brutal del libro y acaso el más violento de la última década de la poesía peruana. Versos de un Soldado. Éste es el poema del antihéroe, del villano. Es el envilecimiento del individuo por parte de un sistema que todos aprobamos, es una crítica a nuestra pasividad. El soldado que asesina niños, incendia escuelas sin remordimientos ni juicios de valor. ¿La poeta habla de la época del terror de los 80s o nos está hablando de las invasiones de moda de ésta década?
Entonces el poema resulta fresco que se seguirá leyendo con la misma intensidad unas generaciones más…y más.
Los párrafos memorables e intensos del libro, son precisamente los que están teñidos de pesimismo, desesperanza, dolor, odio. Escrito con un lenguaje seco y otras veces de largo aliento. Lo que nos llevaría a pensar que es una apología al pesimismo al fracaso. Podría ser cierto si es que entre páginas no halláramos poemas como entremispiernas, Semana santa, o los entrañables Casa Nueva y Estarás en Celendín. Estos últimos con un tono nostálgico pero narrado con la voz más buena dl libro, la única voz que aún sueña, la voz más noble; la voz de la poeta…


EDGAR VASQUEZ

Tom_Hagen dijo...

Yo soñé con conocer siquiera a una persona detrás de la computadora, al menos una "persona" real de carne y hueso, porque sólo éramos palabras amontonadas, poemas (de la buena, algunos de la mala) y crítica de la más sesuda, alguna que otra joda que no tolerábamos y odiamos al personaje oscuro detrás de la PC, no importó en ese entonces, y luego comenzamos de nuevo o nos picamos tantas veces como pudiéramos.
Soñé con conocer a una persona, y conocí a dos.
En Argentina sucedió la reúna entre amigos poetas, en Chile también; sin embargo los marginados éramos nosotros. Estas dos personas, Zoila y Edgar. Amigos poetas en algún bar del bulevar de la cultura que me colmaron de ideas, imágenes, de sobrellevar poesía y delirio a la vez y no desmayar. (Hacen falta poetas como ellos aquí)
Ahora veo como se fue logrando sacrificio e ímpetu con el poemario de Zoila, sacrificio por cristalizar poemas, y voluntad. Para la muchedumbre como nosotros (al menos yo) la sed de publicar es más exhausta dentro de un entorno donde existen sólo antologados, pero también existe empeño y vamos por el camino (espero que por el bueno)
Y dices que tuvimos que enclaustrarnos en la red para conseguir real movida cultural, fue así, conocí verdaderos poetas de ahora, contemporáneos, un grupo compacto de toda Latinoamérica describiendo sus mundos a como dé lugar. Y bien, es bueno añorar el grupo que nos vio crecer, la nostalgia me invade.
Fruto de eso, al menos pienso eso, fue Bajo Cero, como yo cuando creí ver a la luz mis poemas que ahora los guardo en papel bond o en un archivo Word...

Admiro la valentía de Zoila, la admiro como poeta y admiro sus poemas. Me acoplo a lo que dices, Edgar, y sólo quedo perplejo sabiendo que una poeta de la camada parió su primer hijo.

Paulo González

niegate tres veces y veras quien carga tu cruz. dijo...

hoy; 6 de mayo del 2010, Zoila se presento en la Cantuta; en un salón de la facultad de ciencia sociales y humanidades, ante alumnos de la especialidad de literatura y lengua española h-2 y presento el peldaño que se requiere para hacer poesia. Muchas gracias amiga, me encanto tu presentación, espero alguna vez conocerte :)
nos vemos :)